Responsabilidad del producto

Es posible que compre o consuma un producto y que este tenga algún defecto que en la mayoría de las ocasiones dejamos pasar por alto sin hacer reclamos. Sin embargo, existen algunos otros que tienen defectos importantes que pueden llegar a causar lesiones. Es entonces que se podría presentar una demanda por lesión personal y el responsable podría ser cualquier implicado en la cadena de suministro del producto, desde su fabricación y distribución, hasta su venta.

En California, existen 3 tipos distintos de defectos que pueden llevar a una demanda por responsabilidad de producto, las cuales permiten que se haga responsable por sus lesiones o daños a quien sea que haya estado implicado en el accidente, incluso cuando no haya existido alguna negligencia. 

Los defectos que pueden llevar a reclamaciones son:

  • De producción: por no haberse fabricado adecuadamente o que alguna pieza no haya sido colocada correctamente
  • De error o falta de advertencias de uso: por la falta de las mismas en el etiquetado del producto. Por ejemplo, si no se especifican los peligros que pueda implicar su uso incorrecto. 
  • De diseño del producto: en el que el diseño total del producto debió ser cambiado para evitar los riesgos que el mismo diseño representa para el público.

Como se mencionó previamente, diferentes personas involucradas en la cadena de distribución o suministro del producto pueden ser responsables del accidente. A continuación, explicamos más a detalle cómo pueden verse envueltos:

  • Fabricante: Puede verse implicado tanto el fabricante como los proveedores de las piezas con las que se fabricó el producto.
  • Distribuidor: Debido a errores en el empaque o el proceso de logística.
  • Vendedor: Siendo este la persona a la que se compró el producto inicialmente.

Cualquier persona que se haya visto implicada en un accidente o haya resultado lesionada al utilizar un producto o estar cerca del mismo (sin ser esta persona dueña del producto), podrá presentar una demanda por responsabilidad de producto al contar con las pruebas de lo que este producto causó y que este fue el causante del accidente. Es importante que usted tome fotografías como prueba y conserve el producto intacto sin intentar arreglarlo o manipularlo nuevamente. Debe también guardar todas sus facturas médicas para poder recibir la compensación que merece después de haber sido dañado por el producto.

Get Your Free Case Review Today

We'll contact you in just minutes to discuss your claim.