Negligencia e intoxicación alimentaria

Un acto negligente por parte de restaurantes, hoteles, tiendas de alimentos, etc. puede ser el causante de una grave intoxicación alimentaria. Desafortunadamente, las intoxicaciones de este tipo ocurren con bastante frecuencia gracias a bacterias como la Salmonela y el E. Coli., que pueden crecer sin que nos demos cuenta. 

Las causas más comunes de estas enfermedades son las negligencias cometidas por los establecimientos alimenticios al no contar con los estándares de higiene necesarios al preparar, almacenar o transferir los alimentos. Por ejemplo, 

  • Preparar alimentos con utensilios o manos sucias y en superficies que no se encuentran en las condiciones adecuadas
  • Reutilizar productos o no prestar atención a las fechas de caducidad de los productos utilizados ( los mariscos en particular son uno de los alimentos más delicados a tratar).

Al presentar síntomas de intoxicación como dolor de estómago, fiebre o vómito, será importante que se atienda lo antes posible para que la enfermedad causada por estas bacterias no empeore o le cause una deshidratación que pueda mandarlo al hospital. Sin embargo, en ocasiones los síntomas no comienzan a presentarse hasta después de 10 días de haber ingerido el alimento contaminado y esto hace que sea más complicado encontrar la causa de la intoxicación. Cualquiera que sea el caso, deberá recibir atención médica rápidamente ya que una enfermedad como esta puede causar incluso la muerte.

Después de recuperarse y haber recibido ayuda, debe considerar de dónde pudo haber adquirido esta bacteria. Al encontrar la causa, usted podrá presentar un reclamo por una compensación en caso de contar con pruebas de que ese establecimiento cometió una negligencia y le vendió un platillo contaminado que le causó gastos importantes para su recuperación. Si se determina que estos fueron los culpables, deberán pagarle la compensación que merece por sus gastos médicos, hospitalarios o cualquier otro que haya realizado para su recuperación.

Es importante para todos realizar una investigación a fondo para determinar si el culpable fue el establecimiento negligente por falta de higiene o estándares de calidad, o si es probable que el distribuidor haya entregado el producto en malas condiciones, por lo cual la demanda sería por responsabilidad de producto y no por lesión personal.

En Herrera Law, podemos ayudar con la investigación necesaria y sobre todo a conseguir la compensación que usted merece.

Get Your Free Case Review Today

We'll contact you in just minutes to discuss your claim.